¡Qué zapatos tan geniales! Mejor no los compro se van a ensuciar de verlos.

Como fanático de mantener mis cosas en buen estado y en orden siempre he estado preocupado porque las cosas se conserven de la mejor manera posible; sin embargo hay ciertos materiales que simplemente son un dolor de cabeza. La buena noticia es que ya hay varias soluciones.

Zapatos Blancos, Cuidado De La Piel, Cuidado, Limpiar Piel, Calzado

Por alguna razón desde que recuerdo siempre me he fijado mucho en el detalle. En general esto me ha servido para mejorar y ayudar a la gente en cosas que regularmente pasan desapercibidas. Pero en cuestión de la apariencia personal puede incluso ser un martirio ya que me es prácticamente imposible no notar una mancha en el zapato, pantalón o cuando algo no está del color que debería estar.

 

La realidad de las cosas es que estamos rodeados de polvo, smog, basura y comida. Todo en conjunto puede representar un reto para mantener un pantalón blanco durante todo el día o hacer que la bolsa de charol siga brillando por más de un mes, sin mencionar la hazaña de comprar unos zapatos de gamuza color marfil / crema y que se mantengan así por más de 3 meses en vez de ese gris / sucio que sólo refleja falta de cuidado.

 

En la ciudad de México la contaminación ambiental es un problema. La contaminación del aire resulta cuando los gases o partículas que contienen substancias peligrosas se sueltan en el aíre. Hay muchas fuentes de contaminantes de aire como las emisiones provenientes de rellenos sanitarios, explosiones, incendios o escapes de automóviles. Las sustancias líquidas peligrosas pueden contaminar el aire cuando son expuestas al medio ambiente y se evaporan. [1]

 

Ahora la pregunta es ¿A dónde van a parar estas “partículas contaminantes”? La respuesta es simple: A TUS COSAS. Sin notarlo, con el paso del tiempo, estas partículas se van adhiriendo a nuestros zapatos, bolsas, ropa y demás artículos personales haciendo se vayan ensuciando. Por lo tanto después de un tiempo alcanzas a notar que hay una pérdida de brillo, color y en muchos casos textura.

 

Si a estas partículas le sumamos la suciedad generada por la grasa y demás substancias en nuestras manos y la constante amenaza de mancharnos con comida, no es de sorprenderse que la bolsa de charol esté manchada a los pocos días de haberla comprado o que los zapatos de gamuza parezcan pasados por campo traviesa en tiempo de guerra.

 

Hablando de los zapatos por ejemplo, en México el consumo promedio per cápita anual de calzado es de 2.5 pares, según lo dio a conocer Fernando Márquez, presidente del Comité Organizado del Salón de la Piel y el Calzado (SAPICA) [2]. Entonces las dos preguntas obligadas son las siguientes: ¿Quiero sólo tener 3 pares de zapatos buenos al año? O ¿Cuánto tengo que gastar para tener 10 pares de zapatos y que no se vean como para la basura?

 

Aquí te pongo unos consejos:

 

1.    Deja el papel de explorador: Por muy tentador que parezca no atravieses calles o banquetas por jardineras o donde no haya pavimento. La tierra suelta y el lodo son la combinación perfecta para iniciar el ahorro para la compra del próximo par. En verdad sólo te ahorras segundos al pasar encima de la tierra que no te quita nada rodear o llegar a donde están los cruces designados.

2.    La ciudad no es para caminar con tacones: si eres mujer seguro ya se te ha atorado más de una vez el tacón en un hoyo o se te ha doblado el pie por los miles de desniveles en las banquetas mal hechas de esta ciudad. Aparte de poner en riesgo tus tobillos al luxarte o peor aún fracturarte, pones en riesgo los tacones que te costaron una buena lana. En el mejor de los casos sólo los rayas o raspas pero puedes terminar hasta rompiéndolos. Cómprate unas balerinas lo más baratas posibles que puedas guardar cómodamente en la bolsa y cuando llegues a tu destino cámbialas y luce tus tacones.

3.    El charol puede brillar más de 1 mes: si no pudiste resistir la tentación de comprar zapatos brillosos te recomiendo que uses 01 fórmula Sin Acqua que aparte de limpiar el polvo y la suciedad mantiene el brillo del charol como si fuera nuevo.

4.    La piel de los zapatos también se lava: si eres de los que sólo le ponen grasa liquida a tus zapatos sin limpiarlos o de los que usan un “trapito” mojado. No contribuyes en nada a que se conserven bien, te recomiendo mejor que los limpies en seco con el 03 desengrasante de Sin Acqua y una microfibra, esto te permitirá retirar toda la suciedad de cualquier tipo de zapato (gamuza, blancos o colores deslavados).

5.    Es importante proteger el calzado: una vez que ya están limpios de preferencia con el 03 Desengrasante de Sin Acqua, si son de piel lisa o esos colores deslavados que no deben de brillar te recomiendo que le des protección adicional con el 06 Protector de Vinyl y Piel de Sin Acqua. Si en verdad los quieres consentir con una protección adicional y un acabado mate entonces ponles el 17 crema protectora para Piel de Sin Acqua. Todo esto va a evitar que se les pegue el polvo, brillen, se protejan contra el sol y lo más importante que se vean bien por más tiempo.

6.    Rotación: sí sólo tienes un par favorito te recomiendo que te hagas de otros favoritos, pues el ponerte el mismo par todos los días lo único que va a hacer es que tengas que cambiarlos muy pronto (aparte de parecer retrato). Sin mencionar el hecho de que los haces más propensos a las inclemencias del tiempo. Te recomiendo no usar el mismo par más de 2 veces por semana (máximo); en todos los casos aplica el paso 4 y 5.

7.    Materiales complicados: para el caso de gamuza, si desde nuevos al quitártelos les pasas una microfibra con 03 Desengrasante de Sin Acqua tus problemas se solucionan pues les quitas las “partículas” del día junto con todo el polvo y suciedad. Sin embargo si ya tienes el problema te recomiendo seguir los consejos de este artículo. http://es.wikihow.com/limpiar-gamuza. De igual manera los zapatos textiles son fáciles de ensuciarse pues absorben la suciedad más fácil que la piel. En este caso te recomiendo el uso del 05 Limpia Vestiduras de Sin Acqua que te va a permitir mantener el color y quitar la suciedad acumulada.

8.    Olores: si tiendes a mojar mucho los zapatos tienes forzosamente que hacer caso del paso 6 y en este caso repetir un par cada 15 días. De cualquier forma para evitar la formación de olores o eliminarlos te recomiendo usar el 14 Bacteria come mugre de Sin Acqua, con lo que mantendrás siempre un calzado fresco y libre de olores.

 

 

Así que ya lo sabes, tienes todas las herramientas para hacer que tus zapatos blancos se conserven de ese color, los de charol brillando y los de gamuza sin manchas. Lo mejor de todo es que lo puedes encontrar todo en un sólo lugar: Sin Acqua. 


Si deseas adquirir cualquiera de los productos mencionados, visita mi tienda en línea, dando click aquí

 

No te pierdas los próximos artículos porque hablaremos de los mejores consejos para cuidar y conservar tus bolsas.

 

Saludos

 

Gerardo Martínez

Asesor de Limpieza Acqua

 

Referencias

 

[1] EPA, United States Environmental Protection Agency, Air Contamination, 09/08/2011 http://www.epa.gov/superfund/students/wastsite/airpolut.htm.

[2]Gutierrez Franco Laura, En México el consumo anual de zapatos es de 2.5 pares por habitante. 19/08/2012, AXOPOLIS.http://www.axopolis.com/otros-temas/empresas-y-negocios/5393-en-mexico-el-consumo-anual-de-zapatos-es-de-2-5-pares-por-habitante.html

 

[3] Como limpiar Gamuza, WIKI HOW, consultado el 26/08/2014

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Luisa Emilia Javier Fregoso (miércoles, 27 agosto 2014 10:16)

    ¡Me encanta la forma en la que el 01 fórmula Sin Acqua, deja mis zapatos de charol!